martes, 2 de febrero de 2016

¿Hasta donde llegamos por hacer ciertas fotos?

Amigos fotógrafos: 

¿Habéis tenido alguna vez la sensación de estar haciendo algo prohibido al hacer una de vuestras fotografías? 

¿En un sitio que no deberíais estar? ¿A la hora que no deberíais estar? Por la que os van a pillar, pero tenéis que hacerla... es solo una foto... ¿Que puede haber de malo en ello? 

¿Hacer fotos es delito? ¿Más que robar? El undécimo mandamiento no fue: "No harás fotos donde no debes". O serás peor que un terrorista. ¿Verdad? No sé, muchas veces me siento un delincuente, o peor, cuando hago fotos. ¿No os pasa?

Parece que soy uno de esos fotógrafos "extremos" que buscan ir más allá, buscando el mejor encuadre, el mejor sitio. En definitiva, el "fotón"... y si no, no vale.


Amazing Bilbao cityscape at sunset by Iñigo Escalante on 500px


Algunos recordareis el artículo de este blog que escribí según volví de mi último viaje a Londres totalmente alucinado por las situaciones delirantes que viví en esa ciudad. Os dejo aquí un enlace, e igual es mejor que lo leáis primero para que entendáis mejor este nuevo artículo: Perdona. ¡ No puedes hacer fotos en Londres con trípode ! 7 historias cortas fotografiando Londres.



Este fin de semana, leía la increíble situación de este fotógrafo canadiense al que no le dejaron acabar una sesión en una playa a una amiga modelo. Me ha recordado a tantas otras veces que me ha pasado algo parecido con la policía, guardia civil, personal de seguridad, y hasta barrenderos :O Eso sí, éste es Canadiense y ha llamado al ayuntamiento y ha preguntado 100 cosas de 100 maneras y además educádamente. En este país en el que vivimos, como dice Goyo, el de los monólogos de americanos, no funcionaríamos así.

El post y la foto son de Ryan Visima y está en inglés, pero la conversación final con el encargado del ayuntamiento no tiene desperdicio: These Photos Got Me Kicked Off a Beach in TorontoConclusión: Que, si tienes una réflex, es porque eres profesional y no puedes hacer fotos donde otros con compactas sí podrían. Ahí queda eso.



Os voy a enseñar 3 de mis últimas fotos. Todas ellas, realizadas desde sitios donde, quizás, no debería haber estado. En todas ellas, he tenido esta sensación de tener que hacerlas de manera furtiva y a veces creo que no es justo.




Amazing Bilbao cityscape at sunset by Iñigo Escalante on 500px


Os cuento, para poder realizar la primera, tuve que saltar una valla porque parece que ahora ni los pescadores pueden pasar ya por esas escaleras, no sea que se caigan. Todo el rato que estuve pensaba que iba a venir alguien a echarme, claro.

Para la segunda, vino un guardia civil a ver qué estaba haciendo y cuánto tiempo más iba a estar por que le saltaban los sensores. Por cierto, que me ortigué entero e hice cosas con el trípode que nunca había hecho. La verdad es que me dejó y no me puso problemas.

Para la tercera, tuve que bajar monte a través desde Artxanda, media horita por caminos de bikers. Pude pasar, por que un vecino me dijo por dónde acceder, por que yo no lo encontraba y recorrí todo el muro. Para subir desde Bilbao ya de noche decidí subir en funicular por darme menos paliza, pero me había dejado el dinero en el coche... ups.

Esta foto de la Cisterna de Estambúl no se puede hacer sin trípode. Y entiendo que en sitios frecuentados por mucha gente ponerte con el trípode puede no estar bien. Pero llevaba precavidamente uno pequeño, si no, no hubiera podido hacerla. Por ejemplo, en Santa Sofía te los quitan ya sean grandes o pequeños. Normal, hay infinidad de gente.


¿Y si os dijera que para hacer esta foto tienes que meterte en un sitio que está prohibido, simplemente para que pagues por hacerla desde 20 m más abajo desde un mirador?


También, espero que podáis entender, que cuando estoy en el campo, tenga que saltar alguna valla y pisar algún terreno para conseguir ciertas fotos. Por ejemplo, esta alineación.


... O meterme por el monte entre ganada para conseguir la mejor toma panorámica de un sitio.


¿Habéis cruzado una línea que no se podía pasar solo por conseguir la mejor simetría? ¿Sabéis cuanto tardo el de seguridad en venir? ¿2, 3 segundos? No más.


Nunca, nunca, pero nunca, me he sentido más perseguido por uno de seguridad para que no hiciera fotos, como en la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia. Hasta me pitaba con silbato. 


Bueno si, en Londres. Como allí, en pocos sitios, porque tremenda la persecución en toda la ciudad. Vamos que me tuve que ir a la otra margen porque desde la acera de la noria no me dejaban hacer fotos con trípode al big Ben. Al final, casi que se lo agradezco... solo casi.


En los museos tampoco suelen dejar hacer fotos a no ser que lo dejes todo por hacer la foto. Como este amigo: 


Pero es normal, la gente no sabe, o no le preocupa, quitar el flash, y entiendo que a ciertas pinturas etc. no les sienten bien miles flashazos todos los días. Si habeis visto la Gioconda en el Louvre me entenderéis. Yo siempre les digo lo mismo, mi reflex es tan chunga que no tiene flash, que no se preocupen.

Una que me dejó loco: El problema en este caso no era hacer la foto a la obra de arte. Si no que se me ocurrió sentarme en escalón o escaleras mientras la hacía y no se puede uno sentar... en las gradas. Como dicen las madres: "No te sientes en el sofá", "No te tumbes en la cama"... ¿De verdad esa persona no tenía nada mejor que hacer a esas horas que venir a decirme no te apoyes en el cemento?



Diréis: ! Que exagerado ¡ Si te fueras a hacer una foto en una playa o en la costa nadie te iba a ir a molestar. Pues tampoco es así. Sé del caso de uno que bajó a esta playa de noche y allí que fue la autoridad im-pertinente a ver qué hacía allí con la cámara y el trípode a esas horas, y a pedirle los papeles, no sea que...que... que... ¿se inmolara?
Os digo yo lo que hacía: Algo parecido a esto.



En los temporales de olas que solemos tener en la costa en Invierno. nos acercamos tanto y no vemos que nos puede tragar una ola y llevarnos, no solo el equipo si no a nosotros pegarnos un golpe o meternos para dentro... y con ese mar no se sale. ¿Si se lleva el puerto que hará con un pobre fotógrafo? Pero hay que llevarse la foto y a mas cerca mejor. Cuanta gente que ha dejado su equipo en la famosa playa de Islandia de los hielitos y arena negra... en cada viaje al menos uno. Por que... nos despistamos y nos pilla... siempre. Cuento con una mano las veces que me he ido de una sesión de la costa sin haberme tragado unas cuantas olas. Mi cámara y mis filtros, mi ropa y yo.



A cuantos barrancos y otros sitios peligrosos me he asomado para hacer fotos sin ramas, cables, arboles, rocas, etc, subiendo o bajando paredes de noche, etc por llevarme una foto que nadie sabe lo que me he jugado por hacer...

Con los animales salvajes ni os cuento. Tengo amigos que se van a fotografiar osos o lobos al monte y por mucho tele que tengas como te muevas o te huelan... la lías. Ya contaba José Benito Ruíz que alguna vez había tenido que salir por patas de un elefante que corría detrás de el y que lo puede contar por que al ultima hora se paró, por que corren más que nosotros.


Muchas iglesias y catedrales son caso aparte. Tienes que pagar por entrar por que son un museo o tienen una exposición, y desde luego no te cobran por entrar a rezar... Muchas veces en ningún sitio fuera pone que no se puedan hacer fotos. Pero en cuanto entras te vienen detrás y te dicen... no no, no se pueden hacer fotos, ¿Por qué? ... Es que a mi me han dicho que no se puede y que no os deje. Inapelable tú.


Otra de mis favoritas, y ya paro. Un día tuve que dejar a unos familiares en el aeropuerto y aprovechando que coincidía con el atardecer y después de asegurarme que legalmente podía hacer las fotos que quisiera de dentro o de fuera, llevé mi cámara. Al de un rato salio un policía nacional preguntándome si era para algún medio y si tenia permiso, etc. Le conté que solo eran para mi. Al de poco me empezó a decir cosas como que me podía dar una paliza y destrozar mi equipo y que a él no le iban a pedir explicaciones, ni decir nada y cosas del estilo. Al final estuvimos casi una hora hablando de lo humano y de lo divino, pero me dejo muy asustado como pensaba y como me veía: Como una colilla a la que aplastar si hubiera querido. Ufff. Miedito. Es real.


En fin, me podéis perdonar esta entrada im-pertinente, rápida y de mala leche, pero es que estoy en una época de mi vida que no tengo tiempo para la fotografía, y de las pocas que hago me gustaría disfrutarlas, y que no me dejen me [...] fastidia. 

Me dedicaré a los pajaritos o algo, pero ya vendrá alguien a ver qué hago con un tele tan grande.

Un saludo a todos, que seguro que nos encontramos detenidos y esposados por hacer fotos, pronto, muy pronto, más pronto de lo que pensamos.


Pronto sabréis más cosas de mí y de mis andanzas haciendo fotos, pero por favor, hagámoslo siempre disfrutando. 

Gracias por llegar hasta aquí, leyendo o viendo las fotos, y hasta muy pronto.

Un abrazo,

© 2016 Iñigo Escalante

Si tenéis más anécdotas como estas, no dudéis en dejarlas como comentarios en la parte inferior, para que nos sea mas entretenido para todos leerlo y enriquecerlo. Gracias de antemano por hacerlo.


Si os ha gustado este blog compartid esta entrada en las redes sociales: Facebook, Twitter, Google+, etc., o con vuestros amigos por el boca a boca.


Web I Blog I Facebook I Flickr I 500px | Google +

viernes, 12 de junio de 2015

Berlín, Alemania: Que ver, que visitar y que hacer

Muy buenas fotógrafos y viajeros, 

¿Os gustaría conocer conmigo una de las ciudades más importantes de Europa? 


Una ciudad mundial, llena de contrastes, moderna y a la vez con mucha historia reciente. Un centro cultural y artístico con mucho para ver: monumentos, museos, recuerdos de guerra, edificios espectaculares... Una ciudad con muchas cosas para hacer, mucho ambiente durante todo el día, y seguro que algo atractivo para todos y cada uno de nosotros.


En esta entrada voy a hablaros de Berlín, la capital de Alemania. 




En esta entrada encontrareis fotos interesantes tomadas durante mi estancia en Semana Santa de 2012 a la capital de Alemania. Aunque esta vez no voy a poder ofreceros un diario de viaje tan completo como los que os tengo acostumbrados, ya veréis como seguro que os gusta. 




El muro de Berlín

El muro que separó a las dos Alemanias, la territorial y a sus habitantes, pero sobre todo a las dos formas de entender el mundo en las dos ideologías de aquella época oscura. Estuvo de pie durante casi tres décadas, durante aquella guerra fría entre aquellos dos mundos. Los de mi generación no olvidaremos la noche de la caída del muro, las celebraciones posteriores y aquellas pelis de espías de toda la vida. 

Aunque después de su demolición en los 90 aún quedan fragmentos esparcidos por toda la ciudad, tendréis que ir hasta la zona de Mühlenstraße para ver la parte del muro más larga, aún no derruida, con casi un kilómetro de longitud. Ahora decorado con pinturas estupendas que consiguen disfrazar para el visitante con sus obras de arte llenas de color y de ironía, lo que realmente significó.










La puerta de Brandemburgo


El monumento más reconocible de la ciudad. Gran símbolo de la unificación final de las dos partes en las que se dividió este país, y también del triunfo de la victoria de la paz sobre las armas. 



Como podréis reconocer su construcción tiene gran influencia griega y por momentos recuerda a la Acrópolis y al Partenón. Llena de turistas a todas horas. 





Os recomiendo, pasaros al atardecer cuando la iluminan y es más espectacular. Está al lado del Parlamento Alemán o Reichstag. Indica el final o principio del bulevar Unter den Linden (bajo los tilos) que es la avenida principal de la ciudad y también queda cerca del Monumento al Holocausto.





No dejéis de verla y de fotografiarla también por detrás, con el paso de los coches y autobuses da mucho juego.




Monumento al holocausto


Lo que hizo Alemania al pueblo judío y a la humanidad durante la segunda guerra mundial fue uno de las mayores aberraciones de la humanidad. 

Para no olvidarlo, para no repetirlo, y sobre todo, para recordárnoslo cada día y que no vuelva a pasar nada parecido, se construyó en recuerdo de las muertes de tantos inocentes y de tanta barbarie inhumana, este monumento que ocupa una plaza del centro de Berlín con casi 3.000 bloques de hormigón de distintos tamaños. Os dejará... descolocados.










La isla de los museos


Es un distrito de la ciudad dedicado al arte y las antigüedades declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y que se sitúa en la parte norte de la Isla Spree entre los ríos Spree y el Kupfergraben.

En esta zona podréis disfrutar de varios museos con esculturas, pinturas y objetos de otras culturas recopiladas en distintos museos todos ellos muy cercanos y próximos, se la conoce como la isla de los museos

Entre otros encontraremos el Altes Museum (Museo Antiguo) en el Lustgarten, el Neues Museum (Museo Nuevo), la Antigua Galería Nacional de Berlín, el Museo de Pérgamo (mi favorito) y el Museo Bode, entre muchos otros.








Aún hoy, no puedo dejar de olvidar mi sorpresa, vergüenza y enfado al ver dentro de estos museos obras gigantes pertenecientes al patrimonio cultural de otros países que permanecen a día de hoy aquí. No puedo dejar de pensar en cómo se sentirán los habitantes de estos países al ver su patrimonio a día de hoy permanecer aquí todavía. Lo mismo me pasa en el British museum, en el Louvre, etc.



He visitado muchos museos, pero en ninguno de ellos he visto nada como las murallas de Babilonia, y la Puerta de Istar (o de Ishtar) sacados de su ubicación original (espero que para protegerlos) y reconstruidos a lo alto y largo de una galería larguísima del museo de Pérgamo. Decenas de metros de muros y murallas llevados decorados con leones, dragones, toros... absolutamente espectacular y único.


Fijaos hasta qué punto las obras de arte que aquí se encuentran, pero sobre todo, la adicción a la fotografía, nos lleva a los fotógrafos a olvidarnos de todo. :)


La Catedral de Berlín


Toda gran ciudad, y Berlín lo es, tiene que tener su gran catedral. Berlín posee este espectacular edificio religioso como el más representativo de toda la capital. Tanto o más impresionante por dentro que por fuera. Con muy buenas vistas panorámicas desde su cúpula superior. Pertenece a la Iglesia Evangélica alemana.






 
  

El Sony center


Este centro comercial y sede de Sony Music en Europa, es un edificio ultra moderno que me dejó inicialmente muy sorprendido por la unión de cristal y metal, además de por su cúpula superior que ese mueve y cambia de color. Pero todo esto no fue nada comparado cuando volví a fotografiarlo de noche y lo vi en pleno apogeo con su iluminación cambiante y de bullicio de gente. Para mí, imperdible y una de esas obras de arquitectura ultramoderna para visitar.













Zona moderna cerca de la Potsdamer Platz


Nos la encontraremos de camino al Sony center desde la puerta de Brandemburgo, después del monumento la holocausto. De noche se transforma gracias a sus edificios ultra-modernos iluminados de paso pero muy fotogénico. 





Allí también podréis ver el primer semáforo moderno de la historia que todavía funciona.




Gendarmenmarkt (Mercado de los Gendarmes)

Una de las plazas más bellas de toda la ciudad. Con 3 edificios espectaculares. En el medio, el palacio de conciertos de la ciudad. Se puede subir a la cúpula de las iglesias de los lados para obtener hermosas vistas. Ambas iglesias son casi gemelas como podéis ver.



Buen sitio para preparar una buena toma panorámica de 180 grados con un poco de esfuerzo.


El Bundestag

La sede actual del parlamento federal alemán. En su reconstrucción, sólo se dejaron los muros exteriores; el interior es totalmente nuevo. Su cúpula de cristal es accesible al público y ofrece una magnífica vista panorámica de la ciudad, sobre todo de noche. Pero hay que reservar por Internet por anticipado si no eres alemán y no pudimos visitarlo al atardecer como hubiera querido.




Los muñecos de los semáforos de Berlín


Son tan famosos que los veréis por todas partes en llaveros, camisetas... Tienen hasta su propia tienda dedicada de recuerdos en la plaza Gendarmenmarkt.


  

El reloj mundial


Situado en la famosa plaza Alexander Platz, este reloj muestra cada uno de las zonas horarias del mundo y nos permite la hora en cada uno de sus países. Curioso y singular.




Checkpoint Charlie


El que fue uno de los puntos de acceso para extranjeros en el Berlín Este y de escape clandestino de algunos habitantes de la RDA. Muy cerca se sitúa un museo dedicado a la historia del muro y a aquellos que de diversos modos intentaron atravesarlo. También hay muchas tiendas de recuerdos de guerra y de aquella época.








Iglesia de Friedrichswerder


Inicialmente templo religioso, este edificio de estilo neogótico es actualmente conocido como museo Schinkel por su colección de esculturas y constituye un anexo de la Antigua Galería Nacional de Berlín de los museos públicos de Berlín.






Catedral de Santa Eduvigis de Berlín


Esta catedral que en alemán se llama Sankt-Hedwigs-Kathedrale, es una catedral católica de la que me sorprendió su interior, su cúpula esférica y su impresionante órgano.




Otros monumentos

Aquí una serie de fotos sueltas de monumentos que saqué callejeando por Berlín que también merecen un vistazo.







  




    

  

Por último, para que no os confundáis, a pesar de que en el escudo de Berlín aparece un oso, y que en alemán este animal se llama Bär y se pronuncia [ber], ambas cosas no están relacionadas.



Bueno, espero que os haya gustado esta entrada rápida, y que os anime a ir a visitar esta gran ciudad europea durante unos días.


Pronto sabréis más cosas de mí y de mis andanzas, para daros ideas de que fotografiar y como, siempre irán acompañadas de mis fotos, pero por favor, hagámoslo siempre disfrutando. 

Gracias llegar hasta aquí y hasta muy pronto.

Un abrazo,

© 2015 Iñigo Escalante


Hacedme saber vuestras opiniones (sobre todo me interesan las malas) que las valoro mucho y me ayudan a mejorar el blog y hacerlo mas interesante.


Si os ha gustado este blog compartid esta entrada en las redes sociales: Facebook, Twitter, Google+, etc., o con vuestros amigos por el boca a boca.


Web I Blog I Facebook I Flickr I 500px | Google +