domingo, 3 de marzo de 2013

Hazte fotografo en tú casa (II): Bilbao desde Kobetamendi

Muy buenas, fotógrafos y fotógrafas: 

Continúo con esta serie de articulos sobre como mejorar como fotógrafos haciendo fotos de las cosas, lugares o localizaciones que tenemos más cerca. Ya sá que la idea no es original, pero las verdades a veces están ahí y nos empeñamos en no verlas.

En la anterior entrega vimos como, aunque inicialmente me planteaba hacer tomas panorámicas de la ciudad de Bilbao desde el monte Artxanda, acabé haciendo fotos en la orilla de enfrente del museo Guggemheim. Podéis leer sobre esta entrada y ver las fotos en este link:


En esta ocasión, me planteaba una sesión de fotos panoramicas de Bilbao pero desde la cara contraria al monte Artxanda, en este caso por el monte Kobeta, Kobetamendi



Varias veces había ido a localizar sin mucho éxito por esta zona. La conozco por estar encima de Zorroza, por estar cerca la fabrica abandonada de Beyena, por la cervecera de Masustegi que encontramos en la parte alta, y por que ahí se celebra anualmente el BBK live.

Aprovechando un día con buena luz a pesar de ser invierno, salí de casa con tiempo de sobra por la tarde y subí en coche hasta el aparcamiento de la cervecera. Estaba cerrada y también el parking, aunque no pasa nada por que hay sitio de sobra para dejar el coche.

El sitio no cumplía las expectativas de tiro limpio sobre la ciudad y sus alrededores, así que fui a localizar por el monte Caramelo y el barrio de Uretamendi. No había buen tiro tampoco, así que tuve que volver sobre mis pasos... en coche claro.

Me metí con el coche por casi cualquier carretera que subiera, acabe en canteras, policía municipal, repetidores, depósitos... pero seguía sin tener el tiro que buscaba... el tiempo pasaba... pero en 5 minutos podía volver a cualquiera de las localizaciones que había ido encontrando.



Una de las mejores alternativas que encontré en la misma punta de Kobeta mendi donde hay una torre repetidor desde el cual había buena vista panorámica aunque no un tiro perfecto. Cuando ya me disponía a sacar las cosas, aparecieron 5 perros y aunque solo querían jugar no estaba muy tranquilo planteándome a sesión en su compañía así que decidí bajar y seguir buscando.

Y busqué, busqué y busqué... nada. Me estaba quedando sin tiempo y peor aun para un fotógrafo .. sin luz. Tiré hacia Basurto por la carretera del Albergue del Bilbao... uhmmm me subí  a un barrio que apareció por allí y aparqué el coche. Encontré un sitio en obras desde el cual tenía buen tiro a pesar de la altura de un muro y decidí que ya no podía moverme y tenia que empezar a hacer fotos.

Saqué todo el equipo y me puse a disparar.

Hice varias panorámicas de prueba de más de 180º con la cámara en vertical, hablamos entre 9 y 12 fotos cada panorámica. Ups! Como ya sabréis luego se juntan con la opción Photomerge en PS, y si quedan huecos en el cielo, los relleno con el maravilloso comando Rellenar que viene con PS a partir del CS5.



Está muy bien hacer panorámicas y meter todo en una solo foto, pero al final, el que mucho abarca poco aprieta, así que tuve que empezar a elegir y a cambiar.


Una de mis frases favoritas relacionadas con la fotografía es: 

"El fotógrafo tiene que tomar decisiones continuamente."

Con eso, me refiero a que tenemos que elegir en cada encuadre, que entra y que se queda fuera, si queremos dejar la tierra bien expuesta y quemar el cielo, o si queremos un precioso cielo a costa de un primer plano demasiado oscuro, si corregimos el balance de blanco hacía frío (azul) o hacia algo mas calentito (naranja)... etc.

Me dije: ¿Para que tengo un 16 mm en la mochila? Y me puse a hacer la foto que me costaba 4 o 5 tomas con la cámara en vertical con el ultra angular en solo una. Si es que...



Pero, como siempre, en esto de la fotografía .. si tienes el angular puesto... enseguida te darás cuenta de que: "Necesitas" el zoom... pues nada, a cambiar al 70-200 mm. 


La luz de la hora azul estaba empezando a pasar y convertirse en demasiado nocturna para mi gusto y no era lo que buscaba.


Al final, en unos 10 últimos minutos hice la mayoría de fotos que veis. Pero para llegar a ese sitio necesite más de dos horas de localización previa. Lección aprendida.


Más o menos la luz buena, la que es increíble y hace que todo valga la pena dura menos de dos o tres minutos, cuando la luz ambiente del ocaso del sol y la luces de la ciudad artificiales encendiéndose se equilibran. En ese momento ni siquiera hacen falta filtros. Antes y después, solo es era casi buena y todo nos ha llevado a ese momento  Aun así, no quiero decir que no se puedan hacer fotos. Hay que tener recursos, pero hay que saber reconocer ese momento y sacar la foto que has venido a buscar... y llevártela.

Espero que os hayan gustado las fotos.

Hasta la próxima entrega.

© Iñigo Escalante: Web I Blog I Facebook I Flickr I 500px