domingo, 1 de septiembre de 2013

Diario de viaje Grecia: Atenas, Acrópolis, Partenon, circuito por la ciudad, que ver, que hacer que visitar

Muy buenas lectores, viajeros y fotógrafos, 

Ha llegado la etapa final de este viaje por Grecia en verano de 2013 y como no podia ser de otra forma llegamos a Atenas. La capital de Grecia y cuna de la civilización occidental.




Estuvimos 2 días completos en Atenas. Quizás un día mas hubiera estado mejor para ver todo mas tranquilos. La verdad es que veníamos de un circuito muy intenso de 12 días por Grecia y llegamos tremendamente agotados a Atenas. 

Las razones: Haber cambiado cada 2 o 3 días de isla, las palizas en coche para ir a ver y volver de Meteora (5 horas) y el esfuerzo fotográfico en Meteora de haber hecho amanecer y atardeceres. No tenia fuerzas ni para empujar el coche de mi niña, mi mujer la pobre puede dar fe. Así que no hice muchas fotos, sencillamente por que mi cuerpo y mi cabeza no daban para mas. Me lo tuve que tomar como descanso para estar con la familia y disfrutar de los últimos días de vacaciones, 

Por tanto, esta vez no veréis muchas fotos, ni de amanecer, atardecer ni nocturnas. Lo compenso con un buen resumen o guía de que ver en Atenas y como verlo, con bastante información y detalle de las cosas, ya que me informe bien a través de guías de viaje y de internet ya que tenia poco tiempo. Si veréis ademas, un buen resumen fotográfico de la zona de la Acrópolis y del Partenón, como no podía ser de otra forma así como fotos sueltas del resto de Atenas.

Seguro que os gusta y os resulta interesante y de utilidad si pasáis por Atenas.















Las anteriores entradas de este diario de viaje fotográfico Grecia las podéis encontrar en estos links: 

Empezamos, 

Día duro. Tenemos que ir desde la fantastica zona de Meteora en el interior de Grecia hasta la capital, Atenas, en coche y eso son según Google maps o el navegador que usamos entre 4:30 y 5 horas. Paliza.

Diario de viaje Grecia 2013 Monasterios de Meteora en Kalambaka

Diario de viaje Grecia 2013 Monasterios de Meteora en Kalambaka

Decidimos madrugar para que la niña vaya el mayor tiempo posible dormida así que salimos a las 5:30 am del hotel. Las carreteras bien y poco tráfico la verdad. Fue fácil.

El día anterior habíamos mandado un email al hotel avisando de que llegamos pronto y que nos tuvieran la habitación preparada para dejar las cosas.

Antes de llegar a Atenas paramos en un área de descanso para echar gasolina dejándolo al mismo nivel que nos lo dejaron en la agencia de alquiler y desayunamos tranquilos.

Atenas debe su nombre a la diosa Atenea, que era hija de Zeus y la diosa de la sabiduría. Es la capital de Grecia solo desde el año 1834 y está considerada como la cuna de la civilización occidental por su rico pasado histórico.



Llegamos al hotel que esta muy cerca de la zona de la Acrópolis antes de las 11 de la mañana. En el hotel, nos hacen esperar unos 15 minutos pero el favor que nos hacen preparándola antes y pudiendo dejar las maletas es muy grande y lo valoro muy positivamente. Además, en ese rato de espera, el botones del hotel me avisa y consigo aparcar el coche alquilado en misma la calle del hotel. Así me despreocupo ya del coche hasta que vengan a recogerlo de la agencia. 

Subimos a la habitación y para nuestra sorpresa desde nuestro balcón se ve el Partenón. Que bien, estamos teniendo suerte con estas cosas y se agradece.



Nos duchamos y ponemos cómodos y salimos a conocer un poco Atenas. Pedimos un mapa en el hotel, pero ademas por la calle hay postes donde hay mapas gratuitos del centro de Atenas así que podéis elegir el que mas os guste.

Llegamos al gran paseo Dionysiou Areopagitou que tiene unos 3 Km. Este paseo conecta la mayoría de lugares de interés arqueológico de la ciudad. Vamos paseando por debajo de la Acrópolis y del Partenon con unas preciosas vistas de la parte sur, de la misma.




Llegamos rapidamente al nuevo museo de la Acrópolisinaugurado en 2009 en un edificio totalmente moderno. Para vuestra información os diré que solo muestra hallazgos encontrados en las excavaciones de la zona de la Acrópolis.




Vemos como al excavar para su construcción encontraron más ruinas, es que Grecia tiene mucho pasado y si levantas una piedra aparece un templo. En este caso, las han respetado y incorporado al complejo del museo.

Justo en frente del museo, compramos las entradas para visitar la Acrópolis en las taquillas de la entrada sur. Cogemos la entrada combinada que por 12 € nos permite visitar otros 6 monumentos durante 4 días. Ver horarios en las hojas de turismo.

Muy poco más adelante, a mano izquierda está la oficina de turismo, donde una chica bastante maja me da unas hojas con los horarios de todos los monumentos. Me recomienda visitar el museo de la Acrópolis en vez del nacional por que aunque cubre mas tiempo y mas cultura, debe ser más interesante. No sé.

Aprovecho para preguntar cuales son los mejores sitios para ver atardecer en Atenas y hacer fotos.
  1. Un buen sitio para el atardecer se encuentra al suroeste y desde el que se ve la entrada de la Acrópolis, el Partenón y como los rayos de sol pegan en el promontorio. Se encuentra sobre la colina de Filopapou Hill donde se encuentra el monumento a Filopapos. Es un parque público abierto y gratuito así que se puede ir andando.
  2. Justo debajo de la Acrópolis en la entrada principal también hay una pequeña roca o promontorio desde la cual se ve desde abajo la Acrópolis. Muy fácil llegar ahi, pero no vereis el Partenón.



  3. El mejor lugar para fotografiar el atardecer, así como todo Atenas y ver como cae el sol e ilumina toda la ciudad es la colina de Likavitos o Lycabettus Hill, desde el Agios Giorgios al que se puede subir pagando en funicular. Se encuentra al noreste de la Acrópolis, pero queda la Acropolis un poco lejos, así que necesitareis un zoom y un tripode.
Se nos hacía tarde para comer así que comimos en esa misma calle para volver al hotel y devolver el coche a la agencia de alquiler a la hora que habíamos quedado. Aprovechamos para echar la siesta, bañarnos en la piscina y coger fuerzas para visitar la Acrópolis a la tarde con mejor temperatura y la mejor luz posible. Solo los fotógrafos pensamos en estas cosas.




Decidimos salir sin la silla de bebe, ya que en todos foros nos avisaban que subir a la Acropolis es de difícil acceso.

La Acrópolis también conocida como roca sagrada, es famosa en todo el mundo como el símbolo de Atenas, de Grecia y de toda su cultura. Posiblemente sea el monumento antiguo más importante del mundo occidental. Se encuentra en el punto más elevado de la ciudad, por lo cual es visible cuando paseéis por casi todo Atenas. 

Elegí visitar la Acrópolis y el Partenón a última hora para tener mejor luz y mas calida. Cierran a las 19:30 y abren a las 8 AM de lunes a domingo.

Entramos por la entrada sur que da al Este, por que habíamos leído en la guía que por la principal que queda al Oeste no dejan entrar con mochilas o bolsas de fotografía (solo lo leí y no pude constatarlo, por que me extraña mucho), por suerte, no nos ponen problema desde la Sur.) 

Vamos viendo piedra y ruinas coma las del Teatro de Dioniso o las del Odeón del Herodes Atico (Herodes Atticus o Herodeion) donde se siguen haciendo conciertos por la noches. Estos teatras son un sitio con una buena acústica y un encanto inimitable para este tipo de actividad.




La niña se porta muy bien y sube ella sola. Aunque se pone perdida de polvo cogiendo piedras del suelo y jugando con la tierra. Gracias a dios no nos dicen nada los vigilantes.

Las escaleras de entrada de la Acrópolis, Propileo o Propylaea, la verdad es que la hacen completamente distinta y mucho más espectacular y amplio de lo que esperaba.



El pequeño templo de Atenea Victoria o Atenea Niké situado a la derecha se alza en un risco con sus columnas jónicas y base casi cuadrada. En el friso de este templo se podía ver a la diosa Atenea Nike atándose sus famosas sandalias.






En la cima de la Acrópolis, cuidado que las rocas resbalan así que llevad un buen calzado, encontrareis el celebérrimo Partenón. Su nombre significa apartamento de la virgen o diosa que da nombre a la ciudad. Está rodeado de andamios y grúas, y solo conserva la estructura. Como sabéis todos los frisos del templo del Partenón se encuentran expoliados en el museo Británico de Londres. Lamentablemente solo unos pocos están donde tienen que estar, que es en el museo de la Acrópolis, o sea, en Grecia.






Aun así, el Partenon es una obra maestra de la arquitectura antigua clásica en estilo dórico construido en mármol pentélico que curiosamente es blanco de día y según cae el sol se vuelve mas cálido. Está dedicado a la diosa Atenea y construido aprovechando otros templos anteriores en el mismo lugar. En su interior había una estatua gigante de esta diosa que lamentablemente ha desaparecido.




En la parte superior de la Acrópolis veréis otro par de templos como el Erecteion que hacia las funciones de santuario con su famoso balcón de las Cariatides mirando al Partenón. Esta llamado así por la zona a la que pertenecían las modelos que posaron para las esculturas. 









Cinco de las cariatides originales están en el museo de la acrópolis y la sexta expoliada por los hijos de la Gran Bretaña, que quede claro. Personalmente me parece una aberración a día de hoy. Solo lo compensan con que los museos en Londres son gratis y que supongo que lo harían hecho para conservarlo cuando en la antigüedad no se valoraban estas cosas en el país de origen. Aun así creo que lo deberían devolver.

Al subir tendréis la posibilidad de VER Atenas desde la altura. Es una ciudad amplísima y se pierde la ciudad hasta el horizonte allá donde mires. Claro está, esto hace que al estar por las calles de Atenas casi siempre podáis mirar y ver la Acrópolis coronada por el Partenón,

















Bajamos tranquilamente y nos dirigimos a la zona norte de la Acrópolis donde encontramos muy buenas terrazas y restaurantes en una zona muy propicia para cenar. Cenamos bastante bien en un restaurante que estaba recomendado por la guía Michelin y por Trip Advisor, muy a gusto a la luz de las velas según iba atardeciendo y  bajando la luz. Saque a mi niña varias de las mejores fotos del viaje aprovechando esta luz y el 50 mm que suelo llevar para estos menesteres.

Volvimos al hotel, ya casi de noche callejeando por el barrio de Plaka, que esta lleno de tiendas y por supuesto de turistas.

Vamos al hotel a descansar que hemos madrugado bastante, nos hemos pegado 5 horas de coche, hemos subido a la Acrópolis y estamos ya sin fuerzas.

Al día siguiente, nos decidimos a hacer el recorrido recomendado para ver Atenas en un día marcado por la guia de viajes Lonely Planet. 



Hoy si elegimos ir con silla de bebe ya que ayer nos pareció que se podía ir perfectamente por toda la ciudad y así vamos mucho más rápido.

Empezamos acercándonos andando al Arco de Adriano, que separaba la antigua Atenas de la nueva, en tiempos de ese emperador. Curiosamente en el lado antiguo de la ciudad pone: “Esta es Atenas, la ciudad de Teseo”. Pero en el otro lado pone: “Esta es la ciudad de Adriano, no de Teseo”. Un cachondo el emperador.



Al lado se encuentra el templo de Zeus Olímpico, uno de los más grandes de la antigüedad, cuya entrada estaba incluida en la entrada combinada que sacamos ayer en la Acrópolis. Llevó 700 años desde que lo empezaron hasta que lo acabo el emperador Adriano y aunque eran en su día unas 104 columnas, de unos 17 m. de alta, hoy solo han sobrevivido unas 17. En su momento albergaba una estatua del dios Zeus. Muy curioso que hayan dejado alguna columna caída con todos sus cachos para que se vea como esta construida. 










Siguiendo por el paseo del Vasilisis Olgas y subiendo llegamos al Estadio Panateneo o Panathinaikon Studium "Kalimarmaro Romas Stadium", construido originalmente por los romanos en mármol, 4 siglos antes de cristo y donde se celebraron, tras su renovación pagada por un filántropo, los primeros juegos olímpicos modernos en 1896 con unos 70.000 espectadores de aforo. Curiosamente los últimos celebrados en Atenas fueron en 2004 y actualmente suele usarse como fin de la maratón anual de Atenas.



Volvemos sobre nuestros pasos pasando por el palacio de congresos Zappeion en la zona de los jardines nacionales.




Subiendo Amalias, llegamos a la famosa Plaza Syntagma, que significa Constitución. Es el centro de la Atenas política donde se encuentra el parlamento. Conocida últimamente por las manifestaciones de los griegos contra la crisis y la troika europea. Es un buen punto para llegar andando a casi todo lo que hay que visitar en Atenas y es donde se hace cada hora el famoso cambio de guardia.


Comimos en el Hard Rock café porque estamos ya un poco cansados de tanto Chicken o Pork Souvlaki, brocheta. Estuve un buen rato hablando con los camareros de fútbol, Athletic de Bilbao, de basket y de sus dos equipos más famosos Panathinaikos y Olympiakos.

Posteriormente callejeamos tranquilamente por las calles peatonales del pintoresco barrio de Plaka entre las zonas de Mostiraki y la Plaza Syntagma. Llenas de tiendas con recuerdos y regalos, restaurantes, sitios pintorescos, casas neoclásicas y por supuesto de turistas.





Por cierto, con la silla del bebe por toda la ciudad muy bien, sin ningún problema. Es más hay zonas lisas donde rueda estupendamente.

Cuando nos cansamos volvemos al hotel a echar siesta que seguimos reventados del viaje que traemos en el cuerpo. Hemos llegado Atenas muy justos de fuerzas y se nota sobre todo cuando hay una mínima cuesta.

Salimos a la tarde del hotel después de un baño y nos dirigimos a la zona del mercado de Monastiraki. Zona muy pintoresca en el corazón de la ciudad de Atenas famosa por su mercado al aire libre con souvenirs y tiendas de antigüedades. 




Lo encontramos lleno de gente y llena de tiendas internacionales y locales. Repleto de gente, con muchos restaurantes con música local y mucha juventud. Muy cerca quedan la Librería de Adriano y el Agora Romana.




Volvemos para cenar a la zona del día anterior pero hoy decidimos despedirnos de Atenas cenado desde una terraza de un restaurante y ver desde allí la puesta de sol cenando al aire libre. 




El vuelo de Vueling desde Atenas a Bilbao sale el viernes a las 4:20 AM, así que tenemos que levantarnos antes de las 2 am, y pedimos un taxi desde el hotel al aeropuerto. Nos cobra 55€, pero al ir con maletas, mochilas y carrito de bebe era lo más cómodo y rápido. 

Os explico por que elegimos esta opción, no penséis que nos sobra el dinero. El metro no funciona a esas horas, el autobús X95 que sale de la plaza Syntagma al aeropuerto tarda mucho más, nos pilla muy a desmano para llegar con las cosas y no sabemos seguro su frecuencia a esas horas de la noche.

El avión de Vueling por suerte sale puntual y llega a Bilbao 10 minutos antes. Nos cambian de asientos en el avión para ir más cómodos con la niña ocupando 3 asientos de una fila. Así que todo muy bien, se me hace mas corto que al venir.

Volvemos al gris y frío Bilbao que habíamos abandonado, pero el fin de semana parece que por fin viene algo de buen tiempo. Bien, porque lo necesitaremos para descansar de estas vacaciones.

Ha sido un placer poder compartir este diario de viajes por Grecia con vosotros. Espero que os anime a visitarlo y que os de ideas. Si tenéis alguna duda me podéis mandar email o dejar comentario en este mismo hilo.

Hasta pronto amig@s.

© Iñigo Escalante: 

Web I Blog I Facebook I Flickr I 500px