domingo, 11 de septiembre de 2011

Día 10 – Parque natural nacional y lagos de Plitvicka Jezara (Plitvice)


Salimos desde Villa Vilma en Sukosan. Tuvimos un desayuno poco afortunado pero muy ilusionados por ir a visitar uno de los parques naturales más bonitos de Croacia del que tantas fotos hemos visto y tanto hemos oído hablar.

Cogemos la autopista dirección Zagreb. Al de una hora o así ya marca la salida para los lagos y el parque nacional y enlazamos con la carretera que nos lleva hasta la entrada al parque.

Entramos por la Entrance Nº2 llamada Polacae que es la ST2 (estación 2). Aparcamos en el parking que está dentro de un bosque. Hay que pagar por aparcar como casi siempre en este viaje. Cogemos las entradas y le pedimos a la chica un mapa. Nos dice que ella no, que en información que está en frente.  Vamos allí y pedimos el mapa. Nos dice que detrás de la entrada hay un mapa y que con eso basta. Una vez más la atención turística de Croacia dejando mucho que desear.


En función del número de horas que quieras estar en el parque tienes unos recorridos más largos o más cortos. Nosotros seleccionamos el H que es el de 4 a 6 horas. Lo único que tienes que hacer una vez has tomado tu decisión es seguir los carteles y señales que tengan tu letra. Para vuestra información, al final tardamos desde que entramos hasta que salimos 6 horas,así que si acierta.

Bajamos andando 5 minutos y encontramos un autobús-tren que nos sube hasta la ST4. Esa es la zona más alta del parque y desde ahí es todo bajar. Es por ello que hemos seleccionado esta opción que parece la más inteligente y asequible.


Desde donde deja el bus-tren vas caminando por encima del lago o la orilla por una pasarela de madera. No está tan bien hecha como la del parque de Krka y hay que ir con mucho cuidado por que aquí hay escalones que no se diferencian entre tanta madera. Vas bajando por lagos, humedales, cascadas.

La verdad es que está bastante bien, es bonito y agradable, pero hay muchísima gente y siempre tienes mucha gente delante y mucha más detrás. Era un poco agobiante la gente que había sobre todo para ser un día entre semana.


Habíamos leído en varios diarios que habían sentido frío durante el recorrido pero no fue nuestro caso.

Por cierto, no esta permitido bañarse en ningún sitio o por lo menos nosotros no lo encontramos. Es una pena por que apetece un montón cuando estas allí y además sería el mejor complemento después de las caminatas que te pegas.



Al de unas dos horas llegamos hasta el P2 (puerto nº 2) donde se coge un barco a reventar de gente que te lleva hasta el P3. Otro puesto lleno de gente por todos lados que tiene un par de restaurantes bien grandes. Creo que en ambos sirven exactamente la misma comida, solo que uno el pollo te lo hacen a la brasa y la otra asado.




Cogemos dos medios pollos y unas coca colas y nos vamos a comerlos a una de las muchas mesas que hay en la zona de merendero. La parte buena es que puedes comer en las mesas merendero al aire libre, la parte mala es si te pilla sol.



Aún nos quedaba la última parte del circuito. Decían que era la más interesante así que a pesar de que aán quedaba la mitad y estábamos cansados, a por ella fuimos.


 

La primera parte de esta zona es parecida a lo anterior, pero lo mejor llega cuando estás lo más abajo posible donde ves varios saltos de agua y al final una gran cascada.



Una vez pasada esta zona más baja, toca subir y es una buena paliza. Por el contrario, para compensar son las mejores vistas panorámicas del parque, así que vale la pena pegarte el tute y no hay más opción.



Al final llegas hasta la ST1, donde espera, gracias a dios un autobús tren que te sube hasta cerca de la ST2. El parking queda como a 10 minutos cuesta arriba que se hacen largos.

Llegamos reventados. Han sido unas 6 horas incluyendo el tiempo para comer. Tomamos helado en un super que hay en la zona de la entrada al parque para reponer energias y antes de irnos pagamos el parking.

Cogemos la carretera hasta nuestra Bed & Breakfast que habíamos reservado el día antes. Aunque lo encontramos por trivago que es un metabuscador de buscadores de alojamientos la página desde la que reservamos finalmente era hostels.com.


Recomiendo mucho si se reservan los hoteles por Internet mirar siempre antes en Google maps como se llega o más o menos ver un mapa para hacerte una idea y composición de lugar. Si es posible, nosotros hacemos una foto con el móvil a la dirección para luego meterlo en el GPS y además otra foto o pantallazo de Google maps para hacernos una idea de si el GPS nos lleva bien o por donde tendría que ser más o menos. Digo esto, por que muchas veces la dirección que metes no existe en el GPS y simplemente se la inventa. O las cosas no son o no están donde te lo esperas.


Esta vez dimos varias vueltas por el pueblo con ese nombre hasta que dimos con la clave. Resulta que el nombre que teníamos era la región y no el pueblo, así que tras muchas vueltas paramos en un mapa informativo a un lado de la carretera con casas de la zona que nos llevó a otro cartel donde ponía el número que según nuestro papel correspondía a nuestra casa.


Parece que todos los alojamientos en esta zona están numerados así que esto fue lo que finalmente nos facilitó encontrarla, no nos ayudó ni la dirección ni el nombre de la familia. Curioso.

Era un chalet donde el señor dejó que nos atendiera su hija adolescente que era la que sabía inglés. Fueron poco más de 40 €uros así que no estaba mal.

Para reaprovisionarnos fuimos a un supermercado que habíamos visto en un camping cercano. Allí vimos que el restaurante tenía bastante buena pinta y aunque era pronto como por la zona no hay mucho más que hacer, decidimos cenar. Muy bien por cierto. Fue una muy buena decisión que ricas las parrilladas y que rica la cerveza fresquita.

Volvimos pronto a la habitación por que estábamos cansados de la gran caminata del día y nos pusimos a mirar en Internet que vamos a hacer en los próximos días ya que aún lo teníamos abierto a cambios. Dio igual, porque resulta que luego cambiamos todo. Suele pasar que llegas a un sitio donde pensabas estar poco y decides quedarte más tiempo y tienes que cambiar tus planes.

Mañana pasaremos por Rastoke Slunj, por la ciudad de Zagreb e intentaremos visitar el castillo de Trakoscan si nos da tiempo y dormir por esa zona si encontramos algo. Curiosamente esa noche no conseguimos encontrar ningún alojamiento por Internet por esa zona. Nos hacen irnos a más de 25 Km de donde queremos estar.

Ya lo resolveremos mañana, todo se acaba resolviendo, siempre. Y el día siguiente nos enseñó a no hacer muchos planes fijos cuando estas de viaje.

Bueno, no os olvidéis de dejar vuestros comentarios ni de contactarme para lo que necesitéis. Estoy abierto a preguntas y responderé lo antes y lo mejor posible.