lunes, 2 de febrero de 2015

Turismo por Euskadi / Pais Vasco, Bizkaia / Vizcaya: El Bosque pintado de Oma de Ibarrola en Kortezubi

Muy buenas fotógrafos y viajeros, 

Hoy voy a hablaros del Bosque pintado de Oma, aunque también lo podéis conocer por otros nombres como: Bosque animado, Bosque de Ibarrola o en euskera Omako basoaEs obra del escultor y pintor Agustín Ibarrola que a principios de los años 80 usó uno de sus bosque de pinos como lienzo creando a base de colores con formas geométricas, animales y humanas un museo de arte land art en plena naturaleza. Hoy día es sin duda, uno de los atractivos turísticos más peculiares del País Vasco.





Este peculiar bosque está situado en Euskadi, en el País Vasco cerca de la costa de Bizkaia - Vizcaya, en el valle de Oma, en el término municipal de Cortézubi o Kortezubi, en el barrio de Basondo,  cerca de la Cueva de Santimamiñe, no muy lejos del antiguo domicilio del artista. Situado en una de las laderas del Valle de Oma, dentro de la Reserva Natural de Urdaibai. Un lugar mágico decorado por el hombre con la ayuda de la madre naturaleza.




El pintor y escultor Agustín Ibarrola concibió este Bosque pintado o animado de Oma como una muestra de la relación artística entre la naturaleza y la presencia humana. Hizo del paisaje su marco, de los pinos su lienzo, de las cortezas el soporte y de los colores y la pintura su materia prima para una de sus obras más conocidas.




La obra consiste en varios grupos de árboles, en su mayoría pinos monterrey, en los que el pintor realizó múltiples pintadas aparentemente al azar en muchos de sus troncos para que el visitante durante su visita juegue y descubra, sólo desde determinadas posiciones, como se componen las figuras geométricas, humanas y animales que el artista confeccionó. La mayoría de ellas solo se hacen visibles o cobran sentido desde unas posiciones determinadas indicadas por triángulos amarillos con números, en las que las imágenes de los distintos troncos formarán la imagen compuesta final.




Los visitantes al colocarnos encima de estas piedras con flechas amarillas que nos indicarán la dirección adecuada acabaremos alineando las distintas formas y dibujos para conseguir la unión visual de las pintadas en varios troncos. Esto es muy divertido si vais con niños al ir buscando tanto las flechas amarillas como diciendo cada uno que espera ver ver en las formas pintadas y sorprendiéndonos.





Ibarrola se basó para esta obra en la tendencia moderna conocida como Land art, una corriente artística que trabaja directamente sobre un entorno natural determinado, siendo en este caso el paisaje el bosque y los árboles el lienzo del pintor para crear una galería de arte al aire libre.





La entrada es gratuita, pero sobre todo disfrutareis de una visita libre. Oma obliga al visitante a perderse como las calles de Venecia y ninguna visita es igual. Caminareis sin rumbo entre las cortezas convertidas en lienzos y los arco iris de colores en los troncos; buscar los ojos y las figuras humanas en los árboles para recordar que, muy cerca de allí, en las cuevas de Santimamiñe, nuestros antepasados ya plasmaron sus inquietudes artísticas 12.000 años atrás en las pintadas rupestres dentro de las cuevas prehistóricas. Poco importa que haya obras que no veamos o pinos coloreados que no encontremos en nuestra visita, pues la arboleda permanecerá allí por siempre y podremos volver a verla. 

  

 

Visitar este peculiar “museo al aire libre” de entrada gratuita, equivale a darse un agradable paseo entre estos pinos, jugando a encontrar los puntos de vista acertados que hacen surgir y desaparecer las composiciones ocultas que el pintor escondió a cada paso y si tenemos cámara, fotografiarlas.

   
 

  

Ibarrola pintó la superficie de los pinos sabiendo que el soporte que utilizaba no es inerte si no que está vivo y evolucionaría con el paso del tiempo. La mayoría de las figuras se reparten entre diferentes árboles, situados en distintos planos de profundidad. Así al cubrir de colores y de vida cientos de pinos, Ibarrola compuso un inmenso lienzo que cada visitante puede recomponer jugando con las perspectivas mientras camina. Nos encontramos ante la posibilidad de construir una obra personalizada por medio de las decisiones que tomamos en el interior del bosque, caminar por uno u otro sendero, mirar en diferentes direcciones... Existe, por lo tanto, un bosque diferente para cada uno de los que lo visitan.

  

A primera vista, algunas pinturas no nos dirán nada, sólo cuando nos coloquemos en cierta posición, indicada por las flechas del suelo, podremos ver el dibujo formado por la unión de varios troncos de árboles.  El bosque de Oma tiene un total de 47 figuras pintadas que podéis seguir en estos los mapas del recorrido que mejor lleváis ya impresos desde casa.


El recorrido se puede realizar en bicicleta, con perro o incluso se ha adaptado para que los sordos puedan interpretar el itinerario (con signoguías), pero lamentablemente no para discapacitados ni para carritos de bebé, si vais con niños pequeños, tendréis que llevarlos en mochilas si son bebes o andando de la mano si aun son demasiado pequeños.

COMO LLEGAR

Desde Gernika-Lumo, tomamos la dirección hacia Lekeitio por la Bi-638. A tres kilómetros de Gernika-Lumo, en una bajada a pocos metros antes de llegar a la población de Gautegiz-Arteaga, hay una desviación a la derecha por la (Bi-4244) que se dirige a la Cueva de Santimamiñe. Sabréis que vais bien si enseguida dejáis a la derecha la famosa cervecera Marko y empezáis a subir serpenteando suavemente por la carretera. 

Una vez lleguéis a zona civilizada del barrio de Basondo debéis seguir unos metros hasta el aparcamiento grande delante del caserío Restaurante Lezika donde deberéis aparcar y dejar el coche. Desde ahí, deberemos seguir andando por la pista que nos llevará hasta el bosque.

Tenéis que saber no es una visita fácil ni cercana ya que en total el camino son más de 7 kilómetros a pie, con pendiente en las escaleras de la parte final (250m) que luego tendremos que volver a subir y que tendremos que controlar muy bien el tiempo total de nuestra aventura y vigilar las condiciones meteorológicas. Llevad siempre una botella de agua y por si acaso algo de comida por si se os hace largo.


A partir de este punto de la foto inferior, un camino bastante empinado sigue a pie durante unos 2-3 km que realizaremos en unos 45 minutos (solo ida), hasta llegar a la señal de madera de la foto inferior que indica la bajada de 250 metros hasta al bosque por los altos escalones y barandilla de madera. No es un camino fácil si ha llovido y es el gran problema si vais con carritos, sillas, niños o personas mayores. Llevad buen calzado e intentad no caminar a pleno sol. En total son más de 2:30 así que tened todo esto en cuenta.

Sí vais con bici de montaña, podéis dejarla candada debajo de esta señal de madera para bajar andando y realizar la visita.



También es posible llegar al bosque pintado desde Oma por su parte Este, o incluso mejor, realizar una ruta circular hasta el restaurante Lezika yendo y volviendo por distinto camino.



Os dejo unas coordenadas de GPS: 43.33610059999999, -2.6170260999999755

INFORMACIÓN ÚTIL Y DESCARGAS



ALREDORES

En las inmediaciones del Bosque de Oma se encuentran las Cuevas de Santimamiñe que también son de interés y que la mayoría de los bizkainos hemos visitado de jóvenes varias veces cuando aún estaban abiertas al público. Podréis visitar una cueva prehistórica con pinturas de 13.000 años de antigüedad. Hay visitas guiadas de hora y media. Actualmente solo se recorre parte de la cueva virtualmente por motivos de conservación.


Basondo: Refugio de fauna de Urdaibai. Un plan de día completo podría ser pasar la mañana viendo estos animales, comer en el restaurante y después pasar la tarde visitando el bosque de Oma.


También merecen una visita en la desembocadura de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai  las playas de Laga y Laida, o el cercano Urdaibai Bird Center si os gustan las aves y el Birding con una de las mejores tiendas de libros sobre animales y Euskadi que podreis encontrar.


Pronto sabréis más cosas de mí, así que estad atentos. 


Si os ha gustado este blog compartid esta entrada en las redes sociales en Facebook, Twitter, Google+, etc., o con vuestros amigos por el boca a boca. 

Sobre todo hacedme saber vuestras opiniones e intereses que me interesan un montón y son todas muy bien recibidas y muy valoradas.

© 2015 Iñigo Escalante

Web I Blog I Facebook I Flickr I 500px | Google +