domingo, 31 de julio de 2011

Artículo – Como elegir qué equipo fotográfico llevar de viaje (1 de 4): cuerpo y objetivos

Mucha gente suele preguntar en los foros antes de viajar o de irse de vacaciones qué equipo fotográfico debería llevar de viaje al campo, a la playa, a tal ciudad o a cual país.

Muchos me han pedido consejo en el pasado y como mientras escribía este artículo estaba de viaje y lo tenía especialmente fresco y claro, me decidí a escribir sobre el equipo fotográfico que suelo llevar, y sobre todo explicar los porqués de cada decisión.

Al final, entre las notas y los añadidos me ha salido una serie de 4 artículos +1. 

Espero que os sirvan de ayuda cuando tengáis que tomar ésta siempre difícil decisión.

5. Flujo de trabajo cada día de viaje.

Antes que nada, os quiero mostrar una foto del equipo fotográfico que llevaba conmigo durante mi último viaje. Como se suele decir, una foto vale más que mil palabras. Lo siento, pero la foto está sacada en la habitación de un hotel con la compacta y no daba para más.


¿Todo eso hay que llevar? Qué barbaridad, diréis. Pues muchas veces sí lo es y muchas otras no lo es tanto. Depende, por supuesto, de cada uno, del tipo de viaje y del plan personal y fotográfico que llevemos. Lo mejor siempre es llevar solo lo justo o lo que creamos que vayamos a necesitar, sobre todo por el peso y para evitar sorpresas.

Consejos para elegir el cuerpo de la cámara

En mi caso afortunadamente dispongo de dos cuerpos. Uno es la Canon 5D Mark II que es Full Frame, y el otro es una Canon 50D que es formato APS-C. Siempre deberíamos llevar la mejor cámara que tengamos pero sobre todo con la que más acostumbrados estemos a trabajar. Más vale malo conocido que bueno por conocer.


Personalmente me dedico sobre todo a paisajes y fotografia de atardeceres y nocturna, asi que me viene mejor la Full Frame. Tiene más rango dinámico, más calidad, la controlo mucho mejor, estoy más acostumbrado a ella y me da más confianza y versatilidad.

En caso de un encargo, estaríamos obligados a llevar dos cuerpos para evitar problemas o sustos,  pero por lo general en plan turista o aficionado no lo veo tan necesario. Eso sí, si tu cámara tiene algún problema mándala a revisión antes del viaje, por que seguro que gracias a la ley de Murphy decide estropearse de viaje cuando ya no puedas hacer nada.

Por motivos de peso, espacio y comodidad, nunca suelo llevar de viaje la cámara con grip. Es un accesorio que en casa si uso mucho, el cual recomiendo y que viene muy bien por el tema del agarre y estabilidad de la cámara y sobre todo  para hacer fotos verticales. Pero si de viaje quiero guardar la cámara en algún sitio o llevarla conmigo, es espacio y también peso de más, que se agradece evitar.


Solo una vez decidí llevar el grip de la cámara conmigo y fue a Birmania. El motivo fue muy simple. Había zonas en las que íbamos a dormir en poblados aislados sin luz e incluso en las ciudades y había leído que sufrían apagones y constantemente cortes de luz. Además, allí al usar generadores en estos casos la calidad de la energía, podía provocar que el cargador no funcionara bien o incluso dejara de funcionar. Lo cual, para el caso que nos ocupa sería una tragedia.

Es decir, no sabía si siempre podría recargar las baterías. No podía arriesgarme a quedarme sin baterías y sin sacar fotos, así que, para evitar estos problemas tuve que llevar el grip, pero lo hice por el adaptador especial para pilas de tamaño mediano que traen. Pilas de este tamaño, ya sean de mejor o peor calidad, siempre puedes encontrar en cualquier país, gracias a dios, y además a buen precio,. Si tenéis este adaptador y os puede pasar algo parecido pensad en llevarlo con el grip en la maleta, pero si os desaconsejo llevar el grip. Solo en caso de que perdáis, olvidéis u os deje de funcionar el cargador, no podáis recargar o algo parecido, os será útil y no un estorbo.

Consejos para elegir los objetivos

Tengo un objetivo favorito para viajes que es el Canon 24-105 L IL USM. Personalmente el 24mm lo considero la menor medida de gran angular válida para full frame. Seria algo así como un 18 en APS-C. Los 28 mm de otros objetivos o de compactas para mí se queda corto. Este objetivo además es estabilizado. Esto me da entre 2 o 3 pasos más de luz sin que la foto resulte trepidada. De esta manera, sé que en una iglesia o interior con luz escasa,  puedo forzar la ISO de mi cámara y tirar a 1/15 s. sin mayor problema, siempre y cuidemos nuestra postura y la estabilidad de la cámara mediante un buen agarre o apoyo y que no haya objetos en movimiento.


Podría ir de viaje solo con este objetivo, y de hecho así ha sido en varias ocasiones. Reconozco que se puede quedar corto a veces con el f4 para ciertos desenfoques y también por el zoom de 105mm. Actualmente por temas de desenfoque y luminosidad estoy planteándome empezar a llevar el 24-70 debido al 2.8. Me interesa mucho desenfocar los motivos principales de mis fotos y ese paso de luz de más también me ayuda a disparar con luz natural en interiores. Pero es más peso y en factor a tener muy en cuenta por que vamos a estar todo el día con la cámara colgada.

No soy muy partidario de los todoterreno 18-200, 18-270 mm y similares, al menos si estáis buscando un poco de calidad, pero reconozco que para un aficionado son una gran solución y que llevar un solo objetivo en un viaje es un gran ventaja que quita muchos problemas sobre todo a la hora de cambiar de objetivo.

Depende en que viajes, suelo llevar conmigo también el gran angular Canon 17-40 f4 L.  Es un gran angular de calidad de Canon y lo utilizo para grandes paisajes, atardeceres, nocturnas y sobre todo para tomas de grandes edificios como castillos, catedrales, interiores, etc. No es un objetivo nada pesado, lo cual ayuda a llevarlo y su único pero es el gran tamaño de su parasol.



Por cierto, aprovecho para comentar que los parasoles tienen que estar siempre puestos en el objetivo, ya sea para mejorar la captura y evitar luces laterales y pérdida de calidad o en mi caso durante el viaje para proteger el objetivo ante golpes inesperados.

Personalmente, siempre que he llevado algún tele tipo 70-300 o 70-200 mm he acabado no usándolo suficiente para considerar que valga la pena el peso y volumen que me ocupa con el rendimiento que yo le he sacado. Así que por ahora en grandes viajes no lo llevo.

Si habláramos de un viaje a India, África, o Asia donde la gente fuera uno de los motivos principales no lo dudaría: pero por ejemplo llevar el 70-200 f2.8 IS USM me parece que es demasiado grande, demasiado pesado y sobre todo al ser blanco demasiado vistoso. Amigos, hay que elegir y tomar decisiones, en eso consiste la fotografía.

Hace poco, he empezado a incorporar un 50 mm en mi equipo, el cual la verdad, siempre he tenido muy abandonado y para lo que ocupa no cuesta mucho llevarlo. Ahora me viene muy bien en dos momentos que siempre se me dan cada día de viaje. Uno, cuando tengo los hombros reventados de llevar peso y entonces, al poner el 50 mm parece que paso a llevar una compacta. Dos, cuando me aburro y no sé qué más hacer, utilizo el desenfoque que me proporciona  (realmente uso más el f2.8 ya que da más calidad y definición y desenfoca más que suficiente).

Así consigo unos buenos desenfoques que me permiten dirigir la mirada del que mira la foto solo a lo que realmente quiero destacar en la foto. Es muy útil también para fotografía urbana, donde no quieres destacar entre la gente con un objetivo grande. Para detalles también y para ciertos retratos cercanos de personas. Y para ponerte en problemas encuadrando y teniendo que elegir. 

Considero que el 50mm y una cámara APS-C puede ser una buena combinación para realizar retratos de viaje.


En general, siempre hay que intentar llevar nuestras lentes más luminosas, las que tengan números f más bajos. Si alguien tiene lentes fijas, creo que son una combinación muy versátil de poco peso y de mucha calidad. 

Por el contrario, el no tener zoom hace que pierdan parte de esa versatilidad que necesitamos en situaciones rápidas, que vienen y desaparecen rápidamente en la fotografía de viajes.

Es hora de que toméis vuestras decisiones y si puede ser de que las compartais en este foro.

Espero que esta serie de artículos os ayude a la hora de tomar vuestras decisiones, os haga plantearos dudas, pero sobre todo que me hagáis llevar vuestros comentarios y dudas que estaré encantado de debatir con tod@s vosotr@s.