sábado, 6 de agosto de 2011

Artículo – Como elegir qué equipo fotográfico llevar de viaje (4 de 4): Otros para el fotógrafo: Ropa, electrónica, otros consejos y trucos

Os presento el último artículo de la serie sobre qué equipo fotográfico debemos pensar los fotógrafos en llevar de viaje. Ya hemos hablado de cámaras, objetivos, filtros, complementos para la cámara, complementos para el fotógrafo. Es el turno de otras de las muchas cosas en las que tenemos que pensar llevar con nosotros.

Lo primero de lo que quiero hablaros de es de la ropa. De nuevo, una imagen vale más que mil palabras.


 ¡Vaya pintas, vaya pintas! diréis. Pues si, pero en mi defensa diré que hace unos meses estuve en una charla de Tino Soriano, un prestigioso fotógrafo español que trabaja nada más y nada menos que para National Geographic y nos enseñó una foto en la que se le veía con su atuendo de viaje. Todos esperábamos un tío con una mochila gigante, un chaleco llenos de cosas y un camarón. Todo lo contrario, nos encontramos una foto de un turista que pasaría desapercibido para cualquiera. Una camiseta de Cola Cao, un pantalón viejo, unas chanclas y una camarita Leica todo golpeada y gastada. De esta manera, dice que consigue pasar muy desapercibido y dedicarse a la fotografía de verdad sin llamar la atención. Para entendernos, ni los típicos pesados que se pasan todo el día detrás de los turistas con el: One dollar, one dollar se le acercarían con esas pintas.

Bueno dicho esto en mi defensa, empezaré de arriba para abajo. Siempre llevo un sombrero para evitar el sol directo en la cabeza y ayudarme a ver mejor a través de la cámara.

Nunca uso gafas de sol y no las recomiendo para poder ver bien a través del visor. Tampoco recomiendo echarse crema solar en la cara por que luego la pantalla de la cámara estará pegajosa y con restos de la misma. Tampoco creo que haya que quemarse.


Mucho cuidado en países con mosquitos y el famoso relec. Es genial y evita los mosquitos, pero es muy corrosivo y puede dañar los colores y el plástico de vuestros equipos. Estáis avisados. En la mayoría de países el anti-mosquitos que mejor funciona es el local y no suele costar encontrarlo en farmacias y no son caros. Pero mejor no salgáis de vuestro país sin el.

Aprendí hace muchos viajes que lo mejor es viajar con camisetas transpirables de las que venden por ejemplo en Decathlon, Forum, etc. Vale que no son muy elegantes, pero todo lo demás son increíbles ventajas para un viajero. No pesan, no ocupan en la maleta, son baratas, se secan rápido, no huelen, se limpian y se secan volando… Cuidado con llevar camisetas sin mangas con las que pueden que no os dejen entrar en iglesias, catedrales, mezquitas sitios bien o restaurantes para cenar. Se recomienda llevar camisetas de manga larga durante los amaneceres y atardeceres que es cuando más pican los mosquitos.


Uno de mis imprescindibles de viaje es un pantalón corto que compre hace años en Coronel Tapiocca. Es el típico pantalón verde corto y cómodo para viaje, pero tiene varias cosas que lo hacen genial e increíblemente practico. Una es que lleva el cinto de hebillas integrado, con lo cual no tengo que preocuparme de eso y lo puedo aflojar y apretar todo lo que necesite. Otra es el número de bolsillos. Además de los dos típicos en los laterales y los dos traseros todos los cuales puedo cerrar con un clic para evitar que nadie coja nada de ahí, tiene dos bolsillos exteriores encima de las rodillas con dos botones de clic y otros dos interiores con cremallera. Muy importante es que me tapa las rodillas y así puedo entrar a iglesias y mezquitas.

Los bolsillos exteriores los uso para meter entradas y cosas que necesito sacar rápidamente como por ejemplo algún filtro y los interiores para llevar dinero. En el de la izquierda suelo llevar la moneda local del país para comprar o pagar y en el de la derecha algunos €uros o dólares que llevo conmigo para no dejar en la habitación. Sino tengo que andar con varias monedas suelo llevar en el derecho la moneda pequeña y el izquierdo los billetes mas grandes y así evito problemas y se dónde está todo. Si llevo tarjeta de crédito conmigo también iría en este bolsillo interior.

Llega el turno del calzado. He aprendido que lo mejor es llevar siempre calzado cómodo y no he encontrado nada más cómodo y versátil que unas buenas sandalias con suela vibram. No me importa si se mojan por que se secan rápido, no huelen, y la suela me permite meterme por donde quiera teniendo un buen apoyo y sin resbalar. Además, con ellas puedo andar todo el día por una ciudad, por el monte e incluso hacer trecking sin tener que sufrir un calzado más duro y puedo estar sin quitármelas días. Eso sí, cuando me las quito tengo los pies con zonas morenas y zonas blancas y queda raro. Y cuando vuelvo a la vida real y al calzado cerrado, tardo en acostumbrarme.


Tras varios viajes donde me dejé los hombros por el peso al llevar la mochila fotográfica decidí buscar alguna solución. Además, llevar estas mochilas creo que siempre da mucho el cante depende en que zonas y cuando llegas a un sitio como hoteles o barrios conflictivos, todo el mundo solo con verla sabe que ahí llevas equipo fotográfico. No me gusta.

Probé también con el arnés de Lowepro pero para viaje creo que daríamos el cante.

La joya de la corona y gran descubrimiento que hice hace unos años es la bolsa donde llevo el equipo. Elegí la siguiente especie de riñonera que encontré en Decathlon por los siguientes motivos:


 1.    Pasa completamente desapercibida y nadie pensaría que ahí cabe una cámara y muchas más cosas. No pone LowePro, no es negra, parece una riñonera grande y no tiene nada exteriormente relacionado con la fotografía.
2.    Tiene dos asas o tirantes por detrás y lo genial es que no tengo que llevar el peso en los hombros. La tengo configurada para que una de las asas me recorran la cintura que es donde llevo el peso y la otra se apoye en uno de mis hombros. En caso de que se me castigue mucho ese hombro o me tire el cuello puedo ponerme las dos correas en la cintura y pasa a ser una riñonera normal.
3.    Tiene laterales abiertos donde puedo llevar desde agua, latas o walkie talkies. Tiene muchísimo espacio interior más del que  pensaríais de primera. Para entendernos, llevando al cuello la cámara, llevo exactamente el mismo equipo prácticamente que en mi mochila Lowepro Minitrekker que será las más típica de fotografía.
4.    Puedo llevar colgando de una correa el trípode manfrotto para no cargarlo en los hombros.
5.    Tener todo en la cintura es muy cómodo y seguro, Poder coger cualquier cosa de la cintura en vez de quitarse la mochila para coger algo es súper práctico. Poder cambiar de objetivo sin ayuda ni apoyo.

En función de la hora del día o del tipo de fotografía que vaya a hacer uso 4 configuraciones típicas:

1.    Cuando quiero llevar poco peso: Cámara en el cuello, objetivos, filtros y otros auxiliares pequeños en la bolsa.
2.    Cuando preveo que voy a utilizar el flash para algo de strobist, retratos con o para iluminar algo: Cámara en el cuello, flash y cable TTL, objetivos, filtros y otros auxiliares pequeños en la bolsa.
3.    Cuando voy a hacer interiores, amaneceres, atardeceres o nocturnas: Cámara en el cuello, trípode gorilla pod, objetivos, filtros y otros auxiliares pequeños en la bolsa.
4.    Otras veces necesito el flash y el gorilla pod a la vez: También caben aunque he de reconocer que más justos desde que tengo el gorilla pod focus que es más grande. Así que muchas veces llevo el gorilla montado en la cámara o colgando.

A veces para los atardeceres, cambio el trípode gorilla pod por el trípode grande si lo he podido llevar a ese viaje. Lo llevo colgando de una de las correas de bolsa con una pata. Nunca de los hombros. 


Bueno llega el turno de otras cosas que pienso que deberíamos llevar con nosotros en todo momento mientras estamos de viaje. A ver qué os parecen.

No debería faltar con nosotros un teléfono móvil para llamar a nuestra pareja si nos perdemos, si tenemos algún problema durante el viaje o si surge algún problema familiar o en casa.

Hace tiempo que suelo llevar en mis viajes un par de walkie talkies porque me suelo perder o mejor dicho escapar para encontrar la foto. También me viene bien cuando llego a un sitio donde yo como fotógrafo necesito ir a algún sitio pero el resto de mis acompañantes prefieren hacer otra cosa. Nos sirve para estar en contacto y volver a encontrarnos. De todas formas antes de perderse es bueno quedar en que si hay algún problema volver el ultimo sitio donde hemos hablado o a algún monumento cercano.



No olvidéis llevar siempre algo de dinero suelto. Nunca sabes cuándo vas a tener que dar un dólar a alguien, te entra la sed, o tienes que entrar al baño y pagar por ello. Mejor llevar suelto.

Considero recomendable también cuando se llega a un hotel coger y guardar la tarjeta del hotel o algún papel donde ponga la dirección. Si la pone en otro idioma mejor, por ejemplo en el Cairo había taxistas que no sabían leer otra cosa que árabe.

Cuando estemos en otro país deberíamos llevar nuestro DNI o pasaporte. Yo opino que siempre estará más seguro con nosotros que en el hotel y si tenemos algún problema y nos lo piden puede ser embarazoso y problemático no llevarlo con nosotros. La verdad es que nunca me lo han pedido pero sé que me meto en sitios que no debería para hacer ciertas fotos y si lo llevo sé que es un problema que me quito.


Más cosas, tengo mi equipo asegurado. Por regla general lo llevo siempre conmigo, no suelo dejarlo solo, ni alejarme de él, pero nunca se sabe y el tenerlo asegurado me despreocupa un poco.

Si algún día me viene alguien a robar con un arma, el saber que lo tengo asegurado puede hacer que me lo piense dos veces y que no ponga en peligro mi vida ni la de los que vienen conmigo.

La mochila de la tecnología. Así es como llamo a la mochila que llevo conmigo cuando subo a los aviones. Llevo una mochila muy grande en la cual llevo absolutamente todo lo que pueda ser electrónico. Desde el portátil (que siempre deberemos sacar aparte en los controles de seguridad), al equipo fotográfico, y todos los demás accesorios antes comentados. Por ahora, a pesar del impresionante despliegue tecnológico, nunca me han parado ni me han dicho nada y siempre miro la cara de abrumados que ponen al pasar por los infrarrojos al ver tanta cacharrería. Nunca llevo nada en la maleta que me puedan perder o que pueda llegar tarde.

Para mí es muy importante que esta mochila tenga un buen cinturón de cierre y apoyo en la cintura y también es recomendable que tengamos un enganche entre los tirantes por la parte del pecho. Esto hace que el peso se reparta y no caiga todo en los hombros y que no se mueva tanto al andar.

Adaptadores de red dependiendo del país, y ladrones de corriente. Es importante consultar cual es la tensión del país al que vamos 125 V o 220 V y cuál es el tipo de enchufe de corriente que vamos a necesitar. Un buen truco es llevar un ladrón. Además en muchos hoteles no es fácil encontrar enchufes libres y para un fotógrafo esto puede ser la perdición.

También llevo siempre conmigo algún disco duro para ir haciendo backups lo más asiduamente posible. Alguna vez he usado el ipod o algún pendrive para las fotos importantes.

En esta mochila también llevaba antes un ipod para escuchar música durante las partes largas horas de viaje pero ahora lo hago con el móvil.

NO os olvidéis nunca el cargador para las baterías de las cámaras, móviles, pilas o dispositivos que llevéis.

Revisad siempre que lleváis todos los cables necesarios para cada dispositivo, ya sean cables USB, para cargar la batería, descargar fotos etc.

Descubrí hace tiempo que hay cargadores con salida USB y que le puedes conectar cualquier cable USB y así cargar el móvil, el GPS, alimentar el disco duro, etc. Es una buena manera de economizar peso y cacharritos.

Si tenéis antena GPS en el móvil nunca está de más meter los mapas del país al que vais en el para movernos por las ciudades y pueblos o entre ellos.

No he vuelto a llevar reloj desde que estoy todo el día con móvil al lado  y además trabajo delante de un ordenador, pero cuando viajo siempre encuentro muy útil llevar un reloj para saber en qué hora vivo, cuando comer, a qué hora sale algún transporte, a qué hora tengo que llegar a un sitio etc. Intentad que no sea llamativo para evitar sustos. Yo uso uno normalito de plástico que compre en Decathlon.

Bueno, creo que más o menos he revisado la mayoría de cosas que suelo llevar aunque seguro que me dejo alguna. Si veis que he olvidado algo por favor decídmelo que este es un artículo vivo que me gustaría revisar con la ayuda de todos vosotros.

Espero vuestros comentarios.

En breve, publicaré un nuevo artículo sobre el flujo de trabajo o workflow que sigo todas las noches para organizar y gestionar las fotografías que he sacado durante todo el día.

Hasta la próxima.